Recientemente me contacté un cristiano que administra un sitio web con enlaces a enseñanzas mesiánicas judías. Se trata de un cristiano muy concienzudo que no quiere publicar nada anti- bíblico. Conociendo las enseñanzas presentes en nuestro sitio, confía en nosotros y me pidió que verifique la pureza de las enseñanzas de algunas comunidades judías mesiánicas. Este hombre está entre los que sienten que ha llegado el momento de dejar las raíces podridas y regresar a las fuentes originales de la Palabra del Señor.

Mirando a los sitios, identifiqué inmediatamente un problema serio y recurrente.
Aunque eran comunidades de Yeshua que creían en el Nuevo Testamento, la mayoría de las enseñanzas se basaban en el judaísmo rabínico. Más allá en la Torá (Pentateuco) y el Nuevo Testamento, se enumeraron otros «libros sagrados».

¿Qué significa eso exactamente?

Cuando algo comienza, cuando el cumplimiento de una profecía empieza, cuando aparecen los señales innegables del injerto y del injerto de nuevo, el enemigo hace todo lo que está en su poder para desviar cosas y falsificar el original y ofrecer una falsificación bien hecha. Asi engaña a un máximo de personas de buena voluntad conduciendoles a la superficialidad en detrimento del contenido espiritual. No puede destruir el plan del Todopoderoso, pero puede retrasarlo y engañar a un gran número de personas.

Estás ahí, en el medio del desierto, justo fuera de tu Egipto, al borde de la deshidratación, como las enseñanzas portadoras de vida se faltan en los círculos cristianos, empiezas a buscar la fuente para beber y te fumiga satán de esta lluvia fina que es la superficialidad de ciertas prácticas religiosas, para que no sientas la sed y no alcances la fuente. Pones el talit y la kipa, observas las fiestas judías y te sientes mejor. Entonces, ni siquiera sientes la necesidad de ir a saciar a la fuente original y te detienes en el camino. Retrasas el encuentro con Cristo, la única fuente que trae vida, esta fuente que va del libro de Génesis hasta el Apocalipsis y que el pueblo judío recibió primero.

Más allá del uso superficial de utensilios religiosos o aún peor, la adopción de una falsa identidad, un problema aún más grande está escondido dentro de estas comunidades llamadas judías mesiánicas.

¿Que es la raíz judía?

Hay varios textos disponibles en este sitio que tratan del tema, por eso no quiero detenerme en los detalles sobre el judaísmo. Porque el judaísmo es un veneno anticristo para los que no nacieron en él, sino un salvavidas para los judíos que amenaza 2000 años de exilio con todos los peligros de la asimilación que eso conlleva.

¿Qué es el judaísmo?

Un conjunto extremadamente complejo de enseñanzas y directivas que tiene su raíz en la Ley revelada a nuestro pueblo por Moisés en el Monte Sinaí, pero que ha sido alargado por un montón de rabinos a lo largo de los siglos y especialmente como resultado del exilio de Babilonia. Estos rabinos trataron de mejorar el cumplimiento de las leyes diseccionándolas, añadiéndolas, explicándolas, etc., para asegurarse que las 613 leyes de Moisés sean respetadas y no tener que sufrir el exilio como consecuencia del pecado del Pueblo. Han ido tan lejos como para afirmar que estas leyes también fueron divulgadas por el Señor a Moisés, pero que no debían ser transcritas en la Torá. Esto es lo que llaman la ley oral que según ellos se ha sido transmitido de padres a hijos desde la Alianza en el Monte Sinaí. Son estas leyes demás que constituyen el Talmud, la Mishna y la Guemarra. No es otra que estas famosas leyes fariseas contra las cuales Yeshua también se enfrentó.

Entonces se acercaron a Jesús ciertos escribas y fariseos de Jerusalén, diciendo: ¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos? Porque no se lavan las manos cuando comen pan. Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? (Mateo 15, 1-3)

Son precisamente estas leyes que constituyen este famoso velo del que habla Isaías, por el cual el Señor puso a su pueblo en «cuarentena» por un tiempo (porque confían en las leyes humanas), para abrir la puerta a los otros pueblos o naciones.
Este es el judaísmo que en los mares agitados de la historia humana sirve de salvavidas para todos aquellos que ya lo llevan alrededor del abdomen, pero que es un arma mortal para aquellos que se hunden y que hace mucho tiempo que deberían ser capaces de caminar sobre las aguas, porque nuestro Maestro está ahí frente a nosotros y nos llama constantemente. Él quiere que caminemos sobre el agua y no que hagamos los payasadas con nuestras boyas de todo tipo. No olvidemos que las salvavidas fueron hechos originalmente de madera muy dura, y que fueron lanzadas hacia los náufragos así que podría fácilmente dañar o aún matar a personas que se debían ayudar a sobrevivir.

Medio litro de vodka tiene un efecto muy diferente dependiendo de si es consumido por un beduino del desierto o un kozak de las estepas rusas. Por el primero tendría varios días de reposo para recobrar la sobriedad careciendo genéticamente de la enzima necesaria para tratar el alcohol; el segundo, por el contrario, es más probable que sobreviva al clima frío de su entorno con esta pequeña dosis de veneno sin sentir la mínima sensación de ebriedad.

El judaísmo, entonces, era contrario a la voluntad del Señor, pero lo permitió a su pueblo por indulgencia hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan. De hecho, la «tradición» es un vínculo tan fuerte que, a falta de algo mejor, es al menos capaz de mantener la identidad que une el individuo a su pueblo. El judaísmo tiene el efecto positivo de impedir al rebaño que se disperse y se pierda en la nada. Sirve como una valla temporal hasta que el Pastor regrese para restaurar el cierre original y definitivo alrededor del Pueblo.

Satanás ataca por dos frentes. Quiere quitar la salvavidas de los judíos que los mantiene en vida y lanzarlos a la cabeza de los cristianos para que fluyan definitivamente. Que el judío deja de ser judío, que se asimila a una iglesia, una asamblea, una ideología, cualquier partido político; y que la cristiandad, en lugar de injertarse en la raíz común, se somete a leyes superfluas e inútiles y que se ponga una identidad que no es la suya.

El judaísmo es la herramienta ideal para lograr este fin.
También se podría mencionar el carácter a menudo fuertemente espiritualista del judaísmo que se manifiesta principalmente en el uso de la Cábala. Un cristiano que cae en la trampa del judaísmo sigue siendo una falta que se puede curar, pero si cae en la tentación de la Cábala, el espíritu de rebelión obviamente tomará el control de la persona.
A medida que nos acercamos a la Fiesta de la Pascua, cuando millones de fieles de todo el mundo se preparan para celebrar esta gran fiesta del Señor de una manera superficial, les deseo a todos que encuentren su lugar alrededor de esa mesa del Seder que está preparada para recibir a todos, griegos y judíos, hombres y mujeres reunidos bajo el poder único de Yeshua HaMashiach en el Reino del Señor.

Zeev Shlomo

VERSIÓN VIDEO